Manteca de Karité Pura

  • Novedad

La maneca de Karité pura es un producto todoterreno con el que poder eliminar todo tipo de problemas en la piel, como pueden ser estrías o varices, así como hidratar, suavizar las líneas de la expresión o minimizar las arrugas.

Hay 5 personas viendo este producto


Garantía y calidad

Envío 24/48 horas

Pago seguro SSL

Disponibilidad: 4 en stock

3 personas han comprado hoy este producto

19,90 €

  • 200 ml

Compra ahora y recíbelo el jueves 24 de agosto

Pedidos telefónicos: 627 126 782

La manteca de karité pura se obtiene a partir de la semilla de un árbol sagrado situado en el corazón de África. Gracias a sus increíbles propiedades, esta manteca puede utilizarse tanto en la cosmética, como en productos para el cuidado corporal o incluso en la cocina. Ejemplos de ello son el jabón de karité, el champú natural o el contorno de ojos antiarrugas.

¿Qué es el karité?

Es un fruto que se compone mayoritariamente de ácido estéarico, oleico, palmítico y linoléico; además de una parte insaponificable la cual le otorga un gran poder hidratante y regenerador. Pero no solo eso, sino que además posee antioxidantes tan increíbles como los tocoferoles; conocidos comúnmente como vitamina E, así como catequinas, presentes en el té verde, lupeol y ácidos cinámicos, gracias a los cuales esta manteca pura es capaz de absorber los rayos ultravioleta y prevenir el envejecimiento.

¿Para qué sirve la manteca de karité?

La manteca de karité puede utilizarse casi para cualquier cosa, ¡hasta para comer! Aunque en este caso, nosotros recomendamos que para aprovechar mejor sus propiedades reesructurantes, se utilice para tratar arrugas, suavizar estrías, como regenerador celular, para proteger la piel contra agresiones externas, a modo de protección solar o simplemente para hidratar. 

Y es que gracias a la técnica tradicional con la que se obtiene este fruto vegetal, el producto final es una manteca pura sin refinar, la cual no contiene glicerina, colorantes, perfumes o fragancias añadidas. Por lo que es apta para todo tipo de pieles, ya sean secas, irritadas, grasas o incluso sensibles. 

También es ideal para proteger la piel de la cara, cuerpo, uñas y labios resecos; así como para hacer mascarillas que traten cabellos dañados. Por su parte, las propiedades suavizantes y los principios activos de este fruto, hacen que el karité sea un excelente regenerador celular, lo cual le aporta una gran capacidad antienvejecimiento, que podrás aprovechar para suavizar arrugas o combatir la aparición de estrías.

Como ya hemos comentado, con la manteca de karité se pueden hacer una increíble cantidad de productos, que van desde jabones líquidos hasta mascarillas caseras, champú o incluso eau de toilette; de hecho, muchas líneas cosméticas hoy en día ya lo utilizan. Aunque también cabe destacar que gracias a sus propiedades nutritivas, es muy útil para utilizar durante y después de la ducha, pues aporta un cuidado natural e hidratante que viene genial para pieles secas o irritadas

Sí que es verdad que este tipo de mantecas, no destacan especialmente por sus propiedades aromáticas, es decir, que no huele demasiado bien; aunque hay gente que prefiere lo casero y la mezcla con aceites esenciales para conseguir hacer velas, ambientadores o moldes sobre los que poner los productos de baño.

Propiedades de la manteca de karité

El karité puede utilizarlo toda la familia. Da igual niños, jóvenes que mayores. Aunque será más eficaz en aquellas personas con pieles especialmente delicadas. Se recomienda también para mimar y cuidar la piel de los más jóvenes, en donde se incluyen bebés y adolescentes. Ya sea para piel grasa, acné, para suavizar estrías o incluso durante el proceso del embarazo; destacando también su uso en deportistas, rozaduras o labios.

  • Hidratación: la concentración de vitaminas naturales y ácidos grasos presentes en la manteca de Karité hace que sea un fruto muy nutritivo e hidratante para la piel. Pues muy frecuentemente se utiliza para poner remedio a la piel seca, proteger así como preservar los aceites naturales de la misma.
  • Reduce la inflamación: un estudio en 2010 encontró que debido al ácido cinámico que contiene en combinación con otras propiedades naturales, la manteca de Karité era anti-inflamatoria. Sin embargo, se descubrió que no era el fruto en sí mismo sino un componente en particular, el Lupeol Cinamato, el principal responsable de que la Manteca de Karité ayudase a reducir la inflamación; e incluso también se demostró que este podría llegar a evitar posibles mutaciones de la piel (acné, dermatitis...)
  • Suaviza la piel: como he comentado más arriba, el Karité es realmente un Navy Seal en la producción del colágeno natural de la piel. Pues contiene ácido palmítico y linoleico, los cuales actúan con una función protectora y reparadora sobre las capas externas de la dermis. Además, con el uso a largo plazo, ya son muchas las personas que reconocen el tacto suave así como la reducción en la cantidad de arrugas derviado del uso regular de este fruto.

El karité: un auténtico todoterreno

Los jabones, el champú o los aceites esenciales hechos a partir de karité sirven para todo tipo fines. Pues desde hace miles de años, se ha utilizado por las antiguas reinas Centroafricanas como puede ser Nefertiti o Cleopatra. Puesto que gracias a que no posee fragancias y está sin refinar, el karité fue muy popular en la cosmética, por ser regenerador, natural e increíblemente eficaz.

Ya sea para regenerar, cicatrizar, proteger contra el sol, el agua, el frío, la humedad o la polución, el karité y sus ácidos grasos esenciales harán que la piel de tu cuerpo luzca como la de una auténtica estrella de Hollywood.

Algunos de los usos de la Manteca de Karité Pura:

1. Por sí mismo para cara y cuerpo a modo de hidratante o jabón natural.

2. Para eliminar estrias (después del embarazo, por falta de colágeno…)

3. Para eliminar arrugas en los ojos, patas de gallo e incluso reductor de las bolsas.

4. Como aceite para masajes relajantes o cualquier otro tipo de masaje.

5. A modo de crema corporal para nutrir y reparar la piel.

6. Como base para desodorantes caseros

7. Protección solar contra los rayos UV.

8. Bálsamo corporal.

9. Para el cuidado natural del bebé (solo) o junto con otros ingredientes.

10. En forma de protector labial para labios secos, agrietados o calenturas.

11. Para aumentar el brillo natural de los labios.


Atributos y certificaciones:

  • Certificación BIO y Ecocert.
  • Hidratante, natural y sin refinar.
  • Ideal para todo tipo de pieles y cabellos.
  • Recomendado con fines exfoliantes para pieles secas.
  • Se puede utilizar a modo de jabón, champú, gel o producto de baño.
  • Genial para tratar estrías, arrugas o dar masaje.
  • Sin perfume o fragancias añadidas.


Inci: Butyrospermum Parkii (Árbol de Karite) Butter (sin conservantes añadidos).

Path: > > Manteca de Karité Pura

Preguntas y respuestas de clientes

No necesitas registrarte para poder hacer tu pregunta.

¿Tienes alguna pregunta? Déjala a continuación.

(opcional)
*(Requerido para ser notificado cuando tu pregunta sea respondida)


Completa tu pedido